• Albacete

El clima soleado sirvió para dar la bienvenida a los 153 participantes del Run for Parkinson que se realizó en el Parque del Este de Barquisimeto, única ciudad de Venezuela que se unió al movimiento mundial que se fundó hace cuatro años en España.

El objetivo es sumar los kilómetros caminados en las 8 0ciudades del mundo que se anexaron este año, para contar 348.400, la distancia que separa la Tierra de la Luna, puesto que el eslogan que idearon fue: “Podemos llegar a la Luna, podemos encontrar la cura”.

En el año 2010 participaron 5.000 personas en 9.000 kilómetros de caminata, y en el 2011 fueron 20.000 personas, en 60.000 kilómetros alrededor del mundo.

Barquisimeto dijo: “Presente”

Este año, en el Parque del Este de Barquisimeto, los 153 participantes caminaron un total de 615 kilómetros dentro del circuito interno, el cual repitieron varias veces algunos de los más atléticos.

Para el cierre de la actividad, los médicos invitados ofrecieron charlas sobre la enfermedad, los tratamientos actuales y las actividades que promueve Fundaparkinson Lara, donde recordaron que  20% de la consulta neurológica tiene como causa el Parkinson.

Carmen Lucía Méndez, médico fisiatra y miembro de Fundaparkinson, resaltó la unión que se vivió durante la caminata, siempre con el objetivo de ofrecer una mejor calidad de vida a los pacientes que son diagnosticados con la enfermedad.

“Queremos que sientan compañía, que se integren a las actividades”, recalcó Méndez.

En este sentido, informó sobre las actividades que tiene la fundación cada 15 días, tanto en el Parque del Este como en un área de la Fundación Badan Lara.

Para conocer las fechas y lugares pueden escribir al correo electrónico This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it. o en facebook a través del mismo correo.

Compartir en familia

Muchas personas se enteraron de la presencia de Fundaparkinson en Lara gracias al reportaje del Diario EL IMPULSO el pasado miércoles, justo el Día Mundial de Parkinson, por eso se acercaron y se inscribieron tanto en la caminata como en la fundación, que llegó a 75 miembros.

“Esta es una asociación que apenas cumple un año, formada por los mismos pacientes, quienes le dan vida y proyección a cada una de las actividades que se organizan”, insistió la    fisiatra.

Uno de los participantes, Rafael Segundo Meléndez, que cumplirá 80 años en pocos días, caminó varios metros junto a los 15 familiares que le acompañaron, luego continuó en la silla de ruedas con un rostro alegre, gracias a la unión e integración que se vivió en la primera, más la última Caminata por el Parkinson.